sábado, 17 de junio de 2017

Sin título, 1

La había amado por mucho tiempo, pero por puro miedo calló. Calló todas las palabras de amor porque ¿quién quiere hoy en día que le digan esas chorradas? Se tragó sus sentimientos. Se convirtió en lo que la sociedad le dijo y transformó su amor en pasión, sus palabras bonitas en deseos carnales, y durante mucho tiempo se tuvieron, pero él siempre la quiso de otro modo. Incluso sabiéndolo, vivió feliz en la calidez de sus brazos, sin vergüenza, sin tapujos, sin explicaciones. La carne contra la carne.

Pero ella se cansó de esperar un amor que creía que no existía, porque a él el mundo le había convencido de que las cosas no se hacían así, así que se fue una mañana de enero y el calor no volvió. Ese frío lo acompañaría siempre, a todas partes, porque aunque se había alimentado del calor de la carne no era ese el que buscaba en realidad.


miércoles, 22 de marzo de 2017

Último aliento

Sueña.
Que tus sueños siempre
sean destructivos.
Que te destruya aquello
que imagines.
Que te devore todo
cuanto has logrado.

Sueña.
Que te conviertes en ave
o dragón.
Que eres agua divina
o poderoso fuego.
Que lo haces todo,
que lo calcinas.

Sueña.
Que tus sueños sean
el rompecabezas del mundo.
Que sean tu orgullo,
tu maldición.
Que te hagan serlo todo
y no serlo.

Sueña. Suéñate.
Destruye. Destrúyete.
Crea. Créate.

domingo, 12 de febrero de 2017

Érase una vez

No puedo dormir, me comen las ganas de empezar una nueva aventura. No puedo esperar a volver a escribir "Érase una vez...". No quiero llorar pero estoy muy nerviosa. Hoy me preparo para cerrar los ojos y volver a ver.

Mi cuaderno nuevo huele maravillosamente bien. Huele a las piedras mojadas de un camino sin mácula que atraviesa un bosque silvestre y conduce a una vieja ciudad. Su tacto es el de la tierra fría bajo la nieve, el de las flores cerradas y bañadas por el rocío, el de la corteza de los árboles más ancianos y el de un papiro que ha permanecido siglos bajo la arena del desierto. Cada página canta hermosas melodías por descifrar en idiomas que nadie ha inventado todavía y las figuras abstractas danzan de una línea a otra, tinta negra sobre el espacio del vacío, el primer violín sobre el bajo continuo. ¿Pero a qué sabe? De momento, sabe a nuevo intento, a método obsoleto, a un nuevo concepto de lo imperfecto.


domingo, 5 de febrero de 2017

Cosas perdidas


Las alas.
Los sueños.
Las ganas.
El empeño.

El orgullo.
La paciencia.
El talento.
La esencia.

Mi coraje.
Sus risas.
Mi viaje.
Sus heridas.

Las vidas.
Las muertes.
Las noches.
Los días.

Las horas.
Los minutos.
Los segundos.

Vampiros, 
ángeles,
brujas, 
demonios.

Paisajes,
lugares,
infiernos,
tesoros.

Las ideas más brillantes,
los augurios de los druidas.
Esta es la lista 
de mis cosas perdidas.